Nómada digital: más que una profesión. Un estilo de vida viajero.

Imagen de portada del post que habla sobre el término nómada digital.
Índice

Bienvenid@ al siglo XXI: la era digital, la era de la información. 

Alucinante la velocidad con la que cambian las cosas hoy en día. Te despistas un momento y te vienen con coches que se conducen solos o que funcionan con electricidad. Menudas cosas.

Pues al igual que cambian los coches con tal rapidez, el modelo de trabajo que conocemos, el de toda la vida, también está cambiando. No todo, pero si gran parte.

Pero no solo eso. Además, están apareciendo nuevos puestos de trabajo que antes no existían. Y también están desapareciendo aquellos que se van quedando obsoletos.

Antes uno quería ser bombero, profesor, policía o incluso astronauta. Eso ha cambiado, porque ahora muchas personas quieren convertirse en aquello que se denomina nómada digital.

Este cambio radical es gracias a las nuevas tecnologías y su rápida evolución. Hoy más que nunca, es posible trabajar desde tu casa o desde cualquier parte del mundo con un portátil y wifi.

Sigue leyendo, que te explico en profundidad de qué va esta revolución y la realidad de todo esto.

¿Qué significa ser nómada digital?

Pues exactamente significa trabajar al mismo tiempo que viajas. Es decir, tener una ocupación que te permita trabajar desde cualquier parte del mundo (siempre y cuando dispongas de wifi). 

Y todo nómada digital, necesita una herramienta imprescindible (además del wifi) para poder desarrollar dicho trabajo, monetizar y vivir de ello como tal: un portátil (o los que sean). 

Nómada digital con su portátil.
Trabajando en cualquier lugar

La verdad es que, si te apasiona viajar, esto de ser nómada digital debe sonarte de maravilla. Que bien suena, ¿eh? Trabajar mientras estás de viaje.

Pero déjame decirte algo: según mi experiencia, no es compatible eso de estar trabajando si pretendes tener un viaje demasiado movidito. 

No me mal interpretes. Ahora mismo, pensarás que si me he vuelto loco. Que por qué escribo sobre esto si parezco estar en contra. Nada de eso. Y no creas que pretendo convencerte de que ser nómada digital es lo mejor para todos y lo más guay. No.

Cuando digo viaje demasiado movidito, me refiero a viajar a un ritmo más bien frenético e improvisado, como lo haría cualquier amante de los viajes cuando únicamente se dedica a viajar por disfrute.

Mi única intención es que, después de leer este artículo, comprendas de la A a la Z que es totalmente compatible trabajar mientras viajas. Pero quizás no es como te imaginas o como muestran las fotografías de algunos instagramers. 

No te asustes. Esto no quiere decir que no puedas viajar y convertirte en nómada digital. Claro que puedes. Sino, ¿para qué estamos aquí?

Venga, que te explico desde mi punto de vista lo que es un nómada digital realmente.

Por qué ser nómada digital es un estilo de vida

¿Puedes trabajar al mismo tiempo que viajas sin parar? Claro que sí, pero no te recomiendo que andes moviéndote de aquí para allá cada dos por tres, porque:

  • Viajar y estar en constante movimiento, cansa y mucho.
  • Existen muchas distracciones durante un viaje frenético que minan tu concentración.
  • No hay wifi en lugares remotos o la señal suele ser débil.
  • No acabas de focalizar toda tu atención en tu trabajo si te mueves cada pocos días, lo que hará de tu trabajo algo mediocre o pésimo.

Seguro que existen más, pero creo que estos son motivos suficientes para que comprendas que es incompatible viajar de manera como lo harías normalmente en tus vacaciones o así, si además debes llevar un trabajo a cuestas.

Cuando alguien decide convertirse en nómada digital, lo que está haciendo realmente, es lanzarse a forjar su propio estilo de vida.

Porque ser nómada digital te permite ser dueño de tu tiempo. Para no ser tú el que tenga que ir detrás del tiempo. Y conseguir evitar que el tiempo te controle a ti, hoy en día, es oro puro.

Es la gran ventaja de trabajar a través de Internet.

Una buena manera de trabajar mientras viajas, es viajar lento

Nómada digital viajando lento, sin prisas.
Viajando con calma

Esto quiere decir que, por ejemplo, te vas a Cerdeña 3 meses (o más) y te da tiempo a conocer esta maravillosa isla Mediterránea. 

Es posible, siempre y cuando tengas una buena gestión de tu tiempo. Me lo invento, pero podría ser algo así como dedicar 9 o 10 horas al día de lunes a jueves y aprovechar los 3 días restantes para conocer Cerdeña a fondo.

Y así siempre. Cuando acabes de visitar todo lo que querías en Cerdeña, puedes decidir si seguir allí o hacer lo mismo, por ejemplo, en Croacia.

O simplemente, puedes quedarte en tu casa y administrar el tiempo a tu antojo. Por ejemplo, para cuidar de tus hijos, hacer más escapadas a la montaña entre semana (que es cuando hay menos gente) o lo que tú quieras.

Por eso, una ventaja gigante de ser nómada digital respecto a trabajar físicamente en un lugar fijo, es que tú eliges donde vivir. Al contrario de lo que suele pasar, no debes desplazarte a vivir a un sitio que ni siquiera te gusta, solo por estar cerca de tu trabajo.

También evitas aquello de tener que pasarte X horas en la carretera, perdiendo tu valioso tiempo en colas infinitas de coches y jugándote la vida cada día en una carretera llena de personas estresadas y malhumoradas.

Así que, ser nómada digital te permite sentir esa libertad que no te proporciona un trabajo en el que te encierras 8, 10, o incluso 12 horas y al que vas a cambiar tu tiempo por algo de dinero. Y además, con el lastre de no controlar tu vida y tu tiempo 100%.

El objetivo del nómada digital no debe ser echar más o menos horas como ocurre en un trabajo convencional. El objetivo de un nómada digital debe ser el de cumplir objetivos.

Pero que puedas controlar el tiempo a tu antojo, no quiere decir que un nómada digital no trabaje. Todo lo contrario. Te lo explico más abajo, en el punto ¿es sencillo convertirse en nómada digital?

Entendido ya por qué es un estilo de vida, pasemos a ver qué tipos de nómada digital existen.

¿Qué tipos de nómadas digitales existen?

Para mí, existen 2 tipos de nómadas digitales: el freelance y el que trabaja por cuenta ajena.

Veamos los dos tipos:

El freelance

Esa persona que, siendo autónomo o creando su propia empresa, trabaja por cuenta propia y presta sus servicios a otros autónomos, particulares o a otras empresas. 

Y, lógicamente, prestan servicios de manera online, sin necesidad de tener que desplazarse a un centro de trabajo o a una casa.

Basta con realizar una videollamada (vía Zoom, por ejemplo) para dejarlo todo claro y comenzar a trabajar.

Estos freelance podrían ser personas que prestan sus servicios de asesoría, consultoría o incluso de coaching.

Pero hay mucho más. Dentro de este saco de los freelance, me gustaría mencionar a los emprendedores digitales:

  • Hay emprendedores digitales que, además de ofrecer sus servicios, van más allá y crean productos digitales de cosecha propia llamados infoproductos (ebook, guía, plantilla para X, audiolibros…).
  • Otros crean sus propios cursos de formación online para enseñar sus conocimientos y experiencias a otros profesionales. 
  • Y no olvidemos los que se decantan por los comercios digitales (e-commerce), que su función consiste en la compra y venta de productos o servicios a través de Internet. 

Dentro de los comercios digitales, también podríamos nombrar el dropshipping, que es una variante del e-commerce. La diferencia, es que en el dropshipping tú no mantienes los productos en stock, sino que, cuando se vende un producto, se compra la mercancía a una tercera persona y se envía directamente al cliente.

El que trabaja por cuenta ajena

Hoy en día (y más después del Covid-19), muchas empresas ofrecen puestos de trabajo en remoto. Porque gracias a Internet y a la digitalización, miles de trabajos se pueden realizar desde casa. Solo necesitas un ordenador y wifi.

Si te interesa o simplemente eres escéptico y no te lo crees, aquí puedes ver oferta de trabajos en remoto para nómadas digitales. El problema es que la relación entre las actitudes y aptitudes que te piden y lo que pagan, suele ser desproporcionada.

¿Es sencillo convertirse en nómada digital?

No rotundo. 

Convertirse en nómada digital supone salir de tu zona de confort. Y créeme, no es nada fácil salir de esa burbuja que te ha “protegido” durante tantos años. 

Dejar tu trabajo de siempre, tus comodidades, cambiar hábitos… Debes estar dispuesto a sufrir un cambio radical en tu vida. 

Pero recuerda que ese cambio lo haces para bien. Para mejorar ese no sé qué, ese qué sé yo que no te gusta en tu vida.

Y debes estar dispuesto a trabajar duro para salir adelante.

Ya ves que no voy a venderte la moto diciéndote que es fácil y que es todo un camino de rosas. Y si alguien te vende que es fácil ser nómada digital y que te harás millonario en menos de lo que canta un gallo, mi consejo es: bomba de humo y huye.

Todo nómada digital que quiera tener ingresos para llegar a final de mes y vivir tranquilo o tener ingresos para lo que se haya propuesto, debe trabajar duro e invertir muchas horas. Sobre todo, al principio.

Quien piense que tener un portátil, wifi y estar en la playa le convierte en nómada digital, está muy equivocado. No vas a ganar dinero por tu cara bonita (a no ser que te contraten como modelo). 

Hay que poner los pies en la Tierra y no ser tan ingenuos de creer que sin trabajar demasiado vas a estar generando ingresos desde el minuto 1.

De repente, me surge esta pregunta: ¿qué actitudes debe adoptar una persona que quiera convertirse en nómada digital?

Esta respuesta está basada en mi propia experiencia y en la experiencia que tengo con el tipo de nómada digital que yo mismo formo en el curso de Travel Designers: freelance emprendedor que crea su propio negocio de viajes.

Ayudando a otra persona a convertirse en nómada digital con un negocio de viajes.
Ayudando a otros a alcanzar sus metas

Así que, según mi experiencia, el nómada digital debe:

  • Confiar en sí mismo.
  • Ser perseverante.
  • Ser valiente.
  • Mantenerse siempre positivo.
  • Ser activo.
  • Ser paciente.
  • Creer siempre en lo que hace (para afrontar los momentos de bajón).
  • Ser multitarea (al menos al principio, y más si no cuenta con mucho capital inicial).
  • Ser innovador.
  • Formarse continuamente (el mundo digital evoluciona muy rápido).

Como ves, no es tan fácil convertirse en nómada digital. Pero si vas en línea con todo lo que acabo de listar y quieres dar un cambio radical en tu vida para tomar tú el control de la misma, te animo a convertirte en nómada digital.

Fases por las que suele pasar un nómada digital cuando decide emprender

Estas son las fases por las que suele pasar todo nómada digital cuando se decide a emprender de una vez por todas:

  • Fase 1. Dejar clarísima su idea de negocio y saber a qué público se va a dirigir.
  • Fase 2. Comprensión de cómo funciona el mundo digital.
  • Fase 3. Definir una estrategia de ventas para su negocio online.
  • Fase 4. Aprendizaje del uso de las herramientas básicas para crear una web con cara y ojos (WordPress, Elementor, ThriveCart…).
  • Fase 5. Saber planificar todo lo que hace para optimizar su tiempo.
  • Fase 6. Descubrir cómo fidelizar a sus suscriptores a través del email marketing.
  • Fase 7. Conocer cómo funcionan los anuncios (Ads) para dar en el clavo (lo máximo posible) con su cliente potencial y atraerlo directamente a su lead magnet o a su página de ventas.
  • Fase 8. Completar y validar el proceso de ventas.
  • Fase 9. Constante innovación y mejora de su negocio para evitar que disminuyan sus ventas o intentar aumentarlas.

¿Quién dijo fácil? 

Sigamos, que ahora te doy unos consejos por si te pica el gusanillo y quieres unirte a la tribu para ser un nuevo nómada digital. Pero no cualquiera, sino uno que tenga éxito.

7 consejos a tener en cuenta antes de dar el salto

Me preguntarás: ¿vale la pena convertirse en nómada digital? Y siempre te diré: depende. 

Depende de lo que busques en tu vida y de los riesgos que estés dispuesto a correr. 

Pero si tienes 100% claro que quieres ser nómada digital y además, estás decidido a tomar el control de tu vida para vivir una experiencia única, ahí van 7 consejos que a mí me hubieran venido de perlas cuando empecé en 2008 con mi primer negocio digital de viajes:

  • Consejo #1. No dejes tu trabajo (si es que tienes) hasta que no tengas tu nuevo proyecto digital a punto para salir al mercado. Será duro al principio, pero deberás andar alternando tu trabajo con tu nuevo proyecto.
  • Consejo #2. No dejes que los envidiosos y los ahora llamados haters echen tu sueño abajo. Sé fuerte y sigue el camino que tú creas mejor para ti y para tu futuro.
  • Consejo #3. Tendrás muchos días de bajón. Muchos días en los que crees que todo va a salir mal. Te visita el señor negativo y dudas de ti, de tu nuevo negocio y dudas hasta de tu existencia. No te rindas. Busca la manera de mantener la cabeza siempre arriba, de mantener la motivación día a día. Haz que te visite el señor positivo y déjale entrar.
Piensa siempre en positivo a la hora de convertirte en nómada digital.
Piensa siempre en positivo
  • Consejo #4. No te lances a formarte con el primero que se cruce en tu camino como si fuese amor a primera vista. Hoy en día Internet y redes sociales están inundados de anuncios con formaciones que prometen lo que sea con tal de vender. Anda con ojo, estudia comentarios, compara con la competencia y, después de tantear todo lo posible, elige.
  • Consejo #5. A la hora de escoger las herramientas imprescindibles que harán que tu negocio funcione y te genere ingresos mensuales, no escatimes. Siempre hay herramientas de pago y herramientas gratuitas en Internet. Y normalmente, las de pago lo valen. Porque son una inversión y no un gasto. Lo mismo que con la formación: compara, mira comentarios, pregunta a otros profesionales que ya las usan y luego decide.
  • Consejo #6. Intenta crear un proyecto que tenga uno o varios puntos distintivos respecto a la competencia. Además, procura que lo que vendes sea de calidad e intenta que cada vez sea mejor o, al menos, que no empeore y se mantenga su calidad. Porque si vendes humo, al final tendrás malas críticas y la gente dejará de confiar en tu negocio. Y ya sabes lo que viene después de eso: el fracaso total.
  • Consejo #7. Por último, lee, planifica todo lo que haces, innova, fórmate constantemente, no pares de curiosear e investiga qué está haciendo la competencia. Si tu competencia está haciendo algo nuevo y funciona, averigua qué puedes mejorar en tu negocio para superarla (olvídate de ser un copión o copiona, eso no es ético y no lo recomiendo en absoluto). También puedes investigar qué hacen los negocios de tu sector en otros países, que aquí aún no hacemos, y descubrir si puedes implementarlo en nuestro país.

Para finalizar: ¿te gustaría ser nómada digital después de todo lo que te acabo de contar?

Vuelvo a repetir: no es un camino de rosas y nadie te va a regalar nada. No todo el mundo puede ser nómada digital.

Pero si te van los retos y quieres convertirte en un verdadero nómada digital, te recuerdo los puntos más importantes que deberías tener en cuenta:

Punto #1

Convertirse en nómada digital conlleva salir de tu zona de confort y para nada es un camino fácil.

Punto #2

Ser en nómada digital supone invertir horas y horas para tener un proyecto rentable.

Punto #3

Comprueba si cumples con las 10 actitudes que todo nómada digital necesita para triunfar con tu negocio.

Punto #4

Sigue los 7 consejos para no lanzarte a la piscina a ciegas y hacer las cosas bien desde el principio.

Punto #5

Es totalmente compatible trabajar mientras viajas. Pero recuerda, viaja lento para disfrutar tanto del trabajo como del destino.

Dime en los comentarios qué te ha parecido este artículo y si estarías dispuesto a dejar tu zona de confort para convertirte en nómada digital sabiendo ya todo lo que conlleva.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Aprende a crear un negocio digital de viajes especial, que enamora a tus clientes y te apasiona a ti

Un negocio digital de viajes estratégico, sistematizado, automático, medible y ordenado para elegir desde dónde trabajas, cuando trabajas y con quién trabajas sin perder el tiempo en acciones inútiles que te chupan la energía

Deja un comentario

Suscríbete para recibir más :)

Escribe tu nombre ,tu email y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones para acceder:

TRAVEL DESIGNERS

Evento online en directo - Viernes 27 - 20:00 hora España

WEBINAR REGISTRATION ENDS IN:

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

Solo queda un paso...

Escribe tu nombre ,tu email y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones para acceder al training gratuito:

¿Te vas sin tu regalo?

Quiero invitarte a un vídeo masterclass en el que te voy a desvelar cómo hacerte distinto en el mercado viajero. También te presento los testimonios de una serie de personas cuyos proyectos arrasan en ventas. ¡Sí!, es GRATIS y puede ser el inicio de un gran camino.

Solo queda un paso...

Escribe tu nombre ,tu email y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones para acceder al training gratuito:

Solo queda un paso...

Escribe tu nombre ,tu email y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones para ver el video:

Solo queda un paso...

Escribe tu nombre ,tu email y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones para ver el video:

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para recibir el e-mail con la descarga del PDF + el video y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones 

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para recibir el e-mail con la descarga del PDF + el video y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones 

Solo queda un paso...

Escribe tu nombre ,tu email y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones para ver el video:

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para recibir el e-mail con la descarha del PDF + el video y espera a que cargue la siguiente pantalla con instrucciones